Tratamiento de imágenes con GIMP

Por Elmele.

Os he preparado un pequeño tutorial para recortar imágenes y cambiar el fondo. Sin embargo, yo no utilizo el Photoshop sino el Gimp, un software libre al que se le puede sacar mucho rendimiento con un poco de práctica.

Podéis bajaros el programa de forma segura aquí.

Una vez instalado el programa, lo arrancamos y nos encontramos con la siguiente pantalla:

E01

Podemos comprobar como hay una ventana de trabajo y una caja de herramientas de acceso directo.

El siguiente paso será abrir o arrastrar la imagen que queramos manipular y acto seguido pinchar en la herramienta del lazo como se indica en esta imagen:

E02

Una vez seleccionada esta herramienta nos dedicamos a “recortar” la imagen que queremos retocar. Al principio es un poco tedioso pero con práctica se adquiere cierta soltura. No hace falta señalar que si lo que vamos a manipular son monedas contemporáneas, es decir, con un cospel perfectamente circular podemos utilizar la herramienta del circulo.

Al llegar al punto de inicio y unir la selección veremos como el borde seleccionado “brilla” o parpadea. Este sería el resultado:

E03

Llegados a este punto actuaremos como lo haríamos con cualquier documento en el que copiamos y pegamos. Vamos a edición y pinchamos en copiar:

E04

Ya hemos copiado la selección que queremos trabajar. Ahora necesitamos una nueva zona de trabajo, es decir, una nueva ventana. Vamos al menú archivo y pinchamos en nuevo.

E05

No he cambiado nunca los parámetros de la nueva ventana. Se clica en aceptar y se abre nuestra nueva zona de trabajo:

E06

Antes de pegar en la nueva ventana la selección que habíamos copiado, podemos cambiar el color del fondo de la nueva imagen. Normalmente para los fondos de monedas se utilizan el blanco o el negro. Esta opción la tenemos disponible en el menú colores pinchando en invertir:

E07

Una vez seleccionado el color de fondo que queremos, abrimos el menú de edición de nuevo y pinchamos en pegar y nuestra selección aparecerá en la nueva ventana. Podemos comprobar como el borde sigue brillando.

E08

Llegados a este punto es necesario fijar la selección al nuevo fondo. Para esta fin utilizaremos el menú capa y el comando anclar capa.

E09

Ya tenemos la selección fijada al nuevo fondo. Solo nos resta guardar la nueva imagen. Para ello vamos al menú archivo y utilizamos el comando exportar a. Si utilizamos el comando guardar como, utilizaremos una extensión de archivo que solo lee el programa gimp, lo que nos impedirá trabajar con nuestro archivo con otros editores como paint o office picture.

E10

Al abrir el comando exportar a podemos elegir dónde guardar nuestro archivo, con qué nombre y la extensión. Yo suelo utilizar la extensión jpg.

E11

Una vez titulado el archivo pincháis en exportar y aparece una ventana en la que podéis seleccionar la calidad con la que se guardará vuestro archivo.

E12

Como habréis podido comprobar hemos trabajado solo con anverso o reverso. Puede ser que, debido al gran tamaño de la zona de trabajo, debamos ajustar el fondo a la imagen; para realizar esta acción yo utilizo el office picture mediante la herramienta de recortar.

El siguiente paso sería unir ambas imágenes en un solo archivo. Para ello utilizo el paint, editor muy sencillo y rápido que permite realizar fácilmente esta acción.

Espero que os ayude,

Fernando.

%d personas les gusta esto: